martes, 20 de octubre de 2015

Vacunación antigripal 2015



En pocos meses el virus de la gripe estará entre nosotros, provocando el  característico cuadro clínico de fiebre alta, mucosidad en vías altas, dolor de garganta y dolores musculares. Es una enfermedad altamente contagiosa (siendo los niños los mayores transmisores de este  virus, ya que excretan mayor cantidad de virus y durante más tiempo que los adultos) , afectando con mayor intensidad a los niños menores de 2 años y a los adultos mayores de 65 años.

La vacunación frente a la gripe es anual, y es la principal medida profiláctica para prevenir esta enfermedad. La vacuna debe ser administrada durante el otoño de cada año (de octubre a diciembre en el hemisferio norte) antes del inicio de la temporada gripal.


Pero, ¿ quiénes tienen indicación de administrarse esta vacuna?



-  Niños a partir de los 6 meses de edad y adolescentes que presenten alguna enfermedad de base (asma, hiperreactividad bronquial, diabetes mellitus, enfermedad cardiovascular, renal, pacientes inmunodeficientes, enfermedad oncológica, obesidad mórbida, etc).

- Niños sanos a partir de los 6 meses de edad, adolescentes y adultos que convivan con pacientes incluidos en los grupos de riesgo (antes mencionados).

- Los niños mayores de 6 meses sanos y no incluidos en los grupos de riesgo anteriormente mencionados pueden vacunarse frente a la gripe estacional si sus padres lo solicitan y su pediatra lo considera conveniente.

- Embarazadas

- Personal sanitario


¿Cuantas dosis hay que administrar a los niños?


Depende de la edad y si recibió alguna dosis previa de esta vacuna,

-  De 6 meses a 8 años de edad:   
            2 dosis (separadas al menos por 4 semanas)
            1 dosis (si ya ha recibido 2 dosis previas de vacuna antigripal,  en años anteriores)

- Mayores de 9 años (al igual que los adultos): 1 sola dosis de vacuna antigripal



Fuente:  Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP). http://vacunasaep.org/documentos/manual/cap-26


Contenido redactado por el Dr. Marcelo Razquin, neumólogo.

martes, 25 de agosto de 2015

Visita al especialista en Ortodoncia: ¿de qué se ocupa y cuándo hacerla?



¿Para qué visitamos al ortodoncista?

El especialista en ortodoncia valora el equilibrio y la armonía en el crecimiento maxilofacial, y su repercusión en los dientes. 

Se detectan hábitos como pueden ser la succión del pulgar, la interposición lingual o labial, así como disfunciones respiratorias o musculares que en edad de crecimiento pueden ser lesivas para el correcto desarrollo de los huesos.

¿A qué edad podemos realizar una primera visita a ortodoncia?

A una edad precoz, como por ejemplo los 6 años se pueden detectar ya algunos desequilibrios. La detección temprana permite reconducir o aminorar su impacto, aprovechando el crecimiento que se va a producir en años posteriores. De alguna manera, la función es preventiva de problemas que conllevarán un tratamiento más complicado y costoso. 


¿Cuáles son las alteraciones más frecuentes que se encuentran?

Se valoran agrupándolas por los planos espaciales de la cara: transversal, anteroposterior y vertical.

En cada uno de estos planos se puede producir alteraciones originando mordidas cruzadas, mordidas abiertas, sobremordidas, etc.

En todos los casos se puede encontrar falta de espacio para la correcta colocación de los dientes. 

¿Cuál es el beneficio de empezar una ortodoncia temprana, sin esperar a que todas las piezas hayan erupcionado?

Se utilizan técnicas que aprovechan el crecimiento del propio niño, de forma que al reconducirlo a la normalidad, se obtienen mejores resultados.

Precisamente en los momentos de crecimiento es cuando es interesante eliminar o reducir hábitos, equilibrar la musculatura y normalizar la función respiratoria. 

Además en esta época se suele tener muy buena colaboración de los niños y de las niñas para poder seguir el tratamiento. 




¿Qué experiencia tenemos en este tipo de tratamientos?

Desde 1972 en el Servicio de Ortodoncia se han realizado más de 40.000 tratamientos, siguiendo una misma filosofía de actuación, aunque en proceso continuo de incorporación de nuevas técnicas y materiales. 

Si tienes dudas sobre el crecimiento maxilofacial y dental de tu hijo/-a, ¡no dudes en consultarnos!


Artículo de la Dra. Montserrat Riera Puig, del Servicio de Ortodoncia de la Fundació Hospital de Nens de Barcelona



martes, 14 de abril de 2015

El asma bronquial en la infancia

El asma bronquial es una enfermedad del bronquio. Con mucha frecuencia debuta en la infancia. De hecho es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y 1 de cada 10 niños o niñas tiene asma.

El asma afecta a la mucosa del bronquio, que se inflama y hace que se contraiga.

El asma se produce por predisposición familiar, existiendo algunos desencadenantes como las infecciones o sustancias ambientales. Algunos niños y niñas tienen alergia a determinados componentes del ambiente como los ácaros del polvo doméstico o el epitelio animal, que pueden desencadenar las crisis.

Los síntomas son tos, sibilancias (pitos), sensación de ahogo y a veces, opresión en el pecho.
Existen diferentes estrategias terapéuticas en el tratamiento del asma: por un lado deben tratarse las crisis, pero por otro lado, si son muy recurrentes puede ser necesario un tratamiento de mantenimiento y estudiar los posibles desencadenantes.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha publicado el decálogo del asma, que nos ayuda a entender mejor la enfermedad.  



El año pasado organizamos una jornada dirigida a los padres para hablar del asma y las estrategias terapéuticas, ofrecer conocimientos y herramientas a las familias para convivir con la enfermedad y responder todas las dudas que se planteaban. La jornada fue todo un éxito y volvemos a organizarla el próximo día 25 de abril. Los neumólogos del hospital resolverán todas las dudas que os planteáis. 
Si queréis asistir, podéis realizar la inscripción gratuita en este enlace. Os esperamos! 


jueves, 26 de marzo de 2015

Infancia y pantallas: Consejos para una buena salud visual

La aparición de las pantallas en la vida de los niños y las niñas es incuestionable. La indudable atracción que ejercen para ellos también. Entre los profesionales, especialmente entre los que se dedican a cuidar de la salud visual, existe preocupación por los efectos a corto, medio y largo plazo del uso de los diferentes dispositivos, ya que en verdad estamos ante una realidad reciente para la que todavía no hay demasiados estudios científicos. 
Para minimizar los efectos indeseables sobre la visión, el Servicio de Oftalmología ha desarrollado una serie de consejos en el uso de pantallas. Aunque nuestra inspiración son los niños, niñas y jóvenes, estos consejos son útiles también para los adultos.