jueves, 13 de febrero de 2014

Dermatitis del pañal



Prácticamente todos los bebés presentan en algún momento irritación en la zona del pañal. La piel del bebé es mucho más delicada que la del adulto (es más fina, más seca y se restaura más lentamente). Esto, unido a unas condiciones de constante humedad, calor, y a la agresión producida por el pipí y las heces, tienen como consecuencia que el culito del bebé sea especialmente vulnerable.
Lo que encontraremos con más frecuencia es un enrojecimiento de la zona. En casos más persistentes también pueden verse granitos, fisuras, descamación e incluso supuración. Estos últimos síntomas deberían ser valorados por el médico, pues pueden ser fases más avanzadas de una dermatitis irritativa o pueden ser indicios de que la zona se está contaminando con gérmenes.
Debemos tener en cuenta que existen determinados factores que favorecen la aparición de una dermatitis del pañal: diarrea, toma de antibióticos, períodos de dentición, estados febriles, cambios en la alimentación, etc…
El bebé, si presenta una irritación importante, puede mostrarse inquieto, sobre todo a la hora de la higiene, puede verse alterado el sueño, e incluso puede aguantarse el pipí y la caca para evitar el escozor que le producen.

Imagen en la página www.imujer.com

 ¿Cuáles son los consejos básicos para evitar la dermatitis del pañal?
 
1. Usar pañales desechables y absorbentes.
2. Cambiar con frecuencia. La caca debe retirarse inmediatamente, y el pipí con la frecuencia suficiente para evitar sobrepasar la capacidad absorbente del pañal.
3. Evitar limpieza repetida con jabón. Es preferible el uso de lociones limpiadoras sin jabón. En cuanto a las toallitas húmedas, hay que buscar siempre sin alcohol y sin perfume.
4. Se aconseja usar en cada cambio de pañal una pomada o pasta protectora, rica en grasas y con óxido de zinc. No se deben usar por norma las que llevan antibióticos o antifúngicos añadidos.
5. Es recomendable airear la zona ocasionalmente. Esto puede ser complicado en  bebés muy pequeños y en épocas de frío.

¿ En qué momento la dermatitis del pañal debe ser valorada por el médico?

1. Cuando no mejora después de 4-5 días.
2. Cuando el bebé se muestra claramente inquieto en el momento del cambio de pañal.
3. Cuando además de enrojecimiento encontramos granitos con o sin pus, herida abierta o supuración.

¿Qué va a recomendar el médico?

Cuando la dermatitis del pañal es incipiente puede ser suficiente tratar la zona con las cremas grasas protectoras concebidas especialmente para esa zona. Si la irritación es mayor se recetarán cremas con corticoides de baja potencia asociados o no a antifúngicos o antibióticos, según la sospecha. Si hay herida abierta puede ayudar el empleo de una solución de eosina, un antiséptico con gran capacidad secante.

Artículo de la Dra. M. Isabel Martínez de Pablo, dermatóloga de la Fundació Hospital de Nens.