martes, 10 de junio de 2014

Acúfenos en Pediatría: Alternativas terapéuticas



Los acúfenos (tinnitus en inglés) son la sensación de oír un sonido sin que el oído reciba un estímulo externo. Esta sensación es un síntoma que pone de manifiesto la mala función del órgano del oído interno (órgano de Corti). Los acúfenos son una especie de zumbidos que ocasionan en quien los padece malestar y ansiedad. 

Es una alteración muy frecuente y según las estadísticas se acercaría a un 18% de la población, pudiendo también afectar a los niños y las niñas. 
 
Imagen obtenida de la página terapiasysalud.com.ar
Para que nos hagamos una idea de cómo se producen los sonidos y los acúfenos nos podemos imaginar un campo de trigo (las células auditivas) peinado por el viento. 

En condiciones normales, una vez pasa la racha, las espigas vuelven a su posición vertical. Cada vez que la espiga se inclina se genera un pequeño impulso eléctrico: el sonido. Como luego vuelven a estar verticales, dejan de producir electricidad y se quedan en silencio.

Si el viento es muy fuerte, las espigas pueden quedar dobladas de forma irreversible, es decir, si fuesen células estarían produciendo de forma continua un pequeño impulso eléctrico. Este es el mecanismo por el cual se generan los acúfenos.

El tratamiento del acúfeno suele empezar con fármacos vasoactivos: ayudan a que llegue sangre al oído. Cuando estos fármacos no funcionan se pasa a mecanismos de rehabilitación que consisten en aprender a no escucharlos.

Desde julio del 2013 estamos desarrollando una innovadora alternativa terapéutica que consiste en una radiofrecuencia (Ototech) que busca la activación metabólica mitocondrial del oído interno. Esta electroterapia ayuda a activar el metabolismo del órgano de Corti consiguiendo una regeneración celular y curación del acúfeno.

Artículo del Dr. Gonzalo Martínez-Monche del Servicio de Otorrinolaringología de la Fundació Hospital de Nens. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!