lunes, 11 de marzo de 2013

Identificación inequívoca de pacientes

Los sistemas de identificación de pacientes son un aspecto clave de la seguridad del paciente. Los casos en que el paciente sufre un evento adverso a resultas de la atención médica que recibe en un centro sanitario, comportan la existencia de un problema de seguridad especialmente destacable cuando son debidos a un problema con su identificación.

Un estudio llevado a cabo en el National Health System (NHS) determinó que hasta un 10% de los pacientes podían sufrir eventos adversos como consecuencia de la atención médica recibida en los centros hospitalarios y eso se traduce en 850.000 pacientes al año en el Reino Unido. La mitad de estos acontecimientos eran prevenibles. Y los resultados observados en el Reino Unido son similares a los de otros países como España.

No hay datos precisos de la frecuencia y el coste de los errores por identificación incorrecta, pero la evidencia disponible indica que deben representar una proporción significativa del total de eventos adversos. La Joint Commission on Accreditation of Healthcare Organizations (JCAHO) informó que la identificación incorrecta de pacientes producía un 13% de los errores médicos en la cirugía y 67% de los errores en las transfusiones. El hecho de que en el año 2004, las mejoras de los sistemas de identificación de pacientes fueran el primer objetivo del programa de seguridad del paciente, da una idea de la importancia de los mismos.

La pulsera identificativa es la más utilizada en nuestro entorno. Los datos que suelen constar son: el nombre del paciente, número de Historia Clínica, fecha de nacimiento, cama, CIP, sexo, servicio y otros (fecha de ingreso, domicilio, teléfono, centro de procedencia, etc).

Actualmente, existen otros sistemas de identificación que se incorporan o se utilizan
conjuntamente con el brazalete identificativo:
-      Código de barras. Es quizá la tecnología de codificación más conocida para la identificación en general. En el momento actual, representa la mejor tecnología para identificar los
pacientes en el brazalete.
-      Identificación por radiofrecuencia (RFID) utiliza la transferencia de los datos por radiofrecuencia entre un lector y la etiqueta. Se trata de una tecnología más
sofisticada y con mucho potencial que se está desarrollando muy rápido. A largo
plazo, la identificación por radio frecuencia puede representar la mejor solución si
consigue reducir su coste y ampliar el uso de su aplicación y aceptación pública.
-      Tecnología biométrica (huellas digitales, escáner del iris) se hace cada vez más frecuente en nuestras vidas y puede llegar a ser más aceptada en general. Este sistema utiliza un identificador personal y único en el proceso de verificación de la información con la ventaja de que elimina la posibilidad de error en el paso de transferir la información a un código de barras o en la etiqueta de radiofrecuencia.


Aunque potencialmente estas técnicas mejoran cuantitativamente la seguridad del
paciente, siempre existe el peligro de crear nuevos tipos de errores si no van acompañadas de procesos de verificación de la información que sean bien diseñados y llevados a cabo correctamente dentro de un marco general de cultura de la seguridad.
Partiendo de este punto de vista, los procedimientos elaborados por las entidades sanitarias son la clave del éxito. Independientemente de la herramienta utilizada (sea esta más o menos sofisticada) la claridad de los pasos a seguir es esencial para reducir a la mínima expresión el riesgo de una identificación incorrecta.

Protocolo de identificación de pacientes de la Fundació Hospital de Nens de Barcelona
-        Servicio de Urgencias
Se procederá a la identificación mediante pulsera a aquellos pacientes que permanezcan en régimen de “Unidad de Estancia Corta “y aquellos pacientes que estén pendientes de ingresar  en la planta de Hospitalización.
-        Hospital de día
Se procederá a la identificación del paciente una vez ingresado en la unidad y tras la comprobación de datos personales.
-        Unidad de Hospitalización
Los pacientes derivados del servicio de Urgencias hay que comprobar  si están correctamente identificados mediante pulsera identificativa.
Los pacientes que ingresan para realizar una intervención quirúrgica o vienen del domicilio con un ingreso programado, se identificará una vez ingresado en la unidad y una vez comprobado los datos personales.

1.- En la pulsera identificativa ha de constar  los “Datos Identificativos  Inequívocos “son aquellos que pertenecen a un solo paciente y que no pueden ser compartidos con otros.
·         Nombre  y Apellidos del paciente.
·         Fecha de Nacimiento.
·         Nº Historia Clínica HNB.

En la pulsera también constará la habitación asignada.

2.- Antes de colocar al  paciente la pulsera, hay que informar al paciente y  familia, reforzar la importancia de que la lleve colocada durante su estancia dentro de las instalaciones hospitalarias.

3.- Colocación de pulsera:
·         Brazo dominante (zona de elección).
·         Brazo contrario.
·         Extremidades inferiores comenzando por la EEII derecha

4- Reposición de pulsera:
Hay que reponer la pulsera del paciente:
·         Por rotura
·         Por deterioro y/o datos ilegibles
·         Datos erróneos o cambio de cama
·         Cuando detectamos que el paciente no la lleva

5- Retirar la pulsera:
·         Al Alta del paciente
·         Intolerancia: por alergia a alguno de los componentes de la pulsera
·         Por necesidades asistenciales: vía periféricas, yesos… ( cambiar de lugar )
·         Negativa de la familia: dejar constancia en el registro de enfermería. 

Pulsera identificativa de recién nacido en los años 70

 Fuente de información: Aliança per la Seguretat dels Pacients a Catalunya http://www.seguretatpacient.org/cms/index_staging.html

Dr. Ferran Cachadiña, Direcció de Planificació, Organització i Qualitat

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario!