miércoles, 5 de diciembre de 2012

La higiene dental: imprescindible desde el principio

La higiene dental es una parte importante en la prevención de las enfermedades que afectan a los dientes. Debe comenzarse desde que los dientes erupcionan en la época de la lactancia, adaptando la forma de hacerlo a la edad del niño/-a.
Algunas recomendaciones desde el Servicio de Odontología:

Dieta
  • Se recomienda no comer en exceso dulces, chuches y chocolate entre comidas. Aparte del poco aporte nutricional de algunos de estos alimentos, el azúcar queda depositado en los dientes y facilita la formación de caries.
  • De la misma manera, una buena norma sería no utilizar las chuches como premios.
  • Tomar con moderación bebidas azucaradas, incluidos zumos envasados.
  • Durante la noche, sólo tomar agua.
Higiene
  • Cepillar los dientes cada día después de cada comida.
  • El cepillado más importante es el de la noche. Debe ser lo último antes de acostarse y siempre un adulto debe repasarlo hasta aproximadamente los 8 años de edad.
  • A partir de los 3 años puede utilizarse la seda dental y es recomendable.
  • Cuando erupciona la primera pieza definitiva iniciar enjuagues con flúor después del cepillado de cada noche.
Revisiones
  • A partir de los 3 años, revisiones dentales anuales en los casos en los que no hay caries. Si hay caries, deberían ser dos revisiones al año.
  • A partir de los 5 años, es conveniente realizar dos revisiones al año. Es una buena manera de mantener las caries a raya y comprobar que la erupción de las piezas definitivas se realiza de forma adecuada.
Y como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos con un vídeo sobre el cepillado de dientes que recientemente se ha realizado en el Servicio de Odontología.