miércoles, 25 de abril de 2012

La Fundació Hospital de Nens con el Día Mundial del Paludismo





El Paludismo, conocido también con el nombre de Malaria, es una enfermedad causada por el parásito del género Plasmodium, que se contagia por la picadura del mosquito Anopheles hembra.
Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolor muscular, cefalea, diarrea, tos y postración.

En el año 2010 unos 3.300 millones de personas, aproximadamente la mitad de la población mundial, estuvo expuesta al Paludismo, especialmente personas que viven en los países más pobres. De éstas, 218 millones se vieron afectadas por la enfermedad, y 655.000 murieron, siendo la mayoría de ellos (90%) ninos menores de 5 años.

El Día Mundial del Paludismo, instituido por la 60 Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2007, supone el reconocimiento de los esfuerzos de todos para controlar eficazmente la enfermedad.
La OMS, mediante el Programa Mundial contra el Paludismo, apoya los programes nacionales de lucha contra el Paludismo de los diferentes países, con asistencia técnica en el diagnostico y tratamiento, medidas de prevención y control de los vectores, vigilància epidemiològica e investigación.

El Dr. Álvaro Díaz, responsable de la Consulta de Patología Tropica, Niño viajero y Niño Adoptado, nos recuerda habitualment la importància de la prevención del Paludismo cuando viajamos a áreas endémicas y de los esfuerzos que se realizan en el control de la enfermedad, y en la investigación de Nuevos tratamientos y vacunas.

Dr. Ramon Clapés, pediatra y médico adjunto de Hospitalización


martes, 17 de abril de 2012

Links, apps y pediatras


Hace un mes aproximadamente, acudimos al evento #appsonhealth que se celebró en Barcelona, organizado por nuestros amigos de Sant Joan de Déu.
La excusa era perfecta para empezar a profundizar en las líneas en las que estamos trabajando desde hace unos meses, en lo referente a la comunicación y a la relación médico-paciente, incorporando en ambos aspectos las aportaciones que las nuevas tecnologías nos pueden aportar.
Porque a nadie se le escapa que las tecnologías nos han cambiado la vida. También socialmente: no hay más que observar cómo muchos de nosotros miramos compulsivamente nuestros móviles.
El acceso a internet posibilita que las personas busquen sobre salud y sobre enfermedad en la red. Los profesionales hemos podido avanzar también en este sentido, con las búsquedas bibliográficas, con la comunicación con otros profesionales, etc.
Un paso más allá lo constituyen las aplicaciones de los smartphones y sus posibilidades en el ámbito de la salud. De la misma manera tanto profesionales como pacientes se benefician de estas nuevas posibilidades.
Si miramos qué está pasando en Estados Unidos, vemos que el 84% de los médicos tienen smartphones. El 38% tienen tabletas (en su gran mayoría de la marca “de la manzana”), y un 59% utilizan estas herramientas profesionalmente. En nuestro entorno las cifras son diferentes, pero la revolución está llegando! Y es que nadie es inmune a algunas aplicaciones que permiten optimizar la exploración radiológica o hacer cosas tan sorprendentes como medir la frecuencia cardíaca a partir de la cámara de la tableta. Si bien, algunas de estas herramientas son llamativas pero en realidad no cambian demasiado el quehacer cotidiano de médicos y pacientes, ciertamente existen algunas otras que mejorarán la calidad de vida y los controles de determinados pacientes, en especial los pacientes crónicos.
Los pediatras, afortunadamente, vemos pocos pacientes con enfermedades crónicas en números absolutos, y comparado con lo que ocurre con la población adulta. Sin embargo, el hecho de que nuestros pacientes –y sus padres- sean jóvenes, nos ofrece muchas oportunidades para enseñar y aprender.
Los tipos de aplicaciones para móviles en salud son básicamente de 3 tipos:
1.   Bienestar y prevención, lo que se conoce como “wellness”. Abundantes, algunas con importante éxito.
2.   Soporte para profesionales. Sustituyendo a las numerosas libretas y libritos que los médicos solemos llevar en los bolsillos de nuestras batas.
3.   Manejo de enfermedades y autocuidado. Desarrolladas especialmente para las enfermedades crónicas, como por ejemplo la diabetes.
Así que el futuro comienza hoy y es posible que en un tiempo no muy lejano prescribiremos no sólo links sino también apps.
Dra. Amalia Arce, Coordinadora de Urgencias del Hospital de Nens

lunes, 2 de abril de 2012

Primavera es sinónimo de alergia



Las enfermedades alérgicas se han duplicado en los últimos 15 años, llegando a afectar al 25% de la población. Se estima que entre el 15 y el 20% de la población española tiene alergia al polen, y entre los adolescentes, la cifra llega al 40%. Hay que recordar que en Cataluña, un millón y medio de personas padecen alguna patología alérgica. El 60% son enfermedades alérgicas respiratorias, la más frecuente de las cuales es, en un 40-50% de los casos debida a los ácaros del polvo doméstico, seguidas de los pólenes (parietaria, plátano y gramíneas con un 40%).
En los niños, la primera causa de alergia respiratoria está relacionada con los ácaros del polvo doméstico, que presentan sintomatología durante todo el año y que puede agudizarse durante la primavera, en los días de mayor humedad.
El índice de acumulación de pólenes suele estar marcado por la pluviosidad de los meses de otoño e invierno y este año ha sido bastante escasa. Por eso los niveles de concentración de pólenes, serán entre leves y moderados, pero los síntomas pueden verse agravados por la contaminación. Para su polinización, la gramínea requiere otoños muy lluviosos y climatología anticiclónica en el mes de mayo, por eso las concentraciones de este alergeno serán significativamente menores.
La mala calidad del aire en las ciudades ha incrementado de forma alarmante en los últimos años los casos de alergia respiratora. La mezcla de pólenes de plantas y partículas de contaminación es perjudicial. El polen de ciudad es mucho más agresivo, ya que la contaminación produce cambios en la estructura de las partículas y éstas tienen mayor capacidad de provocar sensibilización en el paciente, el paso previo a sufrir una alergia.
La Red Aerobiológica de Cataluña, del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA-UAB) nos informa que en Barcelona, en el inicio del mes de abril habrá unos niveles altos de los siguientes pólenes: Plátano (nivel 4), Parietaria (nivel 3), Ciprés (nivel 2), Chopo (nivel 2) y Pino (nivel 2).
El polen más destacado en el área Mediterránea es la parietaria, que además de muy alergénico tiene una prolongada polinización, durante los meses de marzo a octubre.
En los meses de mayo y junio polinizarán dos importantes pólenes: gramíneas y olivo. Finalmente, en verano, corresponde la alergia a pólenes de quenopodiáceas.

Entrada escrita por el Dr. Alfons Malet i Casajuana, Coordinador del Servei d'Al.lèrgia