miércoles, 18 de enero de 2012

Cinco razones para vacunar a tu hijo



La vacunación es una de las actividades preventivas que más se ha asociado a una mejoría de la salud infantil. Algunas enfermedades que ocasionaban una gran mortalidad y posibilidad de secuelas en épocas anteriores, han sido prácticamente erradicadas gracias a la vacunación.
Siguiendo un artículo publicado por el Ministerio de Sanidad, os describimos las cinco razones más importantes para vacunar a los niños.

1. La vacunación salva vidas
Algunas enfermedades que eran muy temidas, por ejemplo la poliomielitis, están prácticamente erradicadas. De la misma manera se evitan las secuelas que algunas de estas enfermedades dejaban cuando no producían mortalidad.
El hecho de que muchos niños estén vacunados, hace que las enfermedades no logren expandirse en grandes epidemias.

2. Las vacunas son seguras y efectivas
Los ensayos clínicos realizados antes de su comercialización son estrictos y evaluados siguiendo protocolos internacionales. Obviamente no están exentas de posibles efectos adversos, pero las probabilidades de enfermar o tener un efecto derivado de la administración de la vacuna son inferiores a las probabilidades de enfermar y/o tener secuelas debidas a la propia enfermedad.

3. La vacunación es un derecho básico
Contemplado en el Sistema Nacional de Salud. Un tema de todas maneras no totalmente bien resuelto es el de las vacunas recomendadas por los expertos y no financiadas –por lo menos no en todas las comunidades autónomas- como por ejemplo ocurre con la vacuna contra la varicela o la vacuna antineumocócica.

4. Los brotes infecciosos suponen una amenaza importante
Un ejemplo ha saltado recientemente a la prensa, con los brotes de sarampión en nuestro territorio.
Las enfermedades vacunables se pueden controlar e incluso erradicar. Un ejemplo lo tenemos con la viruela, que es la enfermedad para la que se tuvo la primera vacuna. Actualmente es una enfermedad erradicada, cuando antiguamente causó 5 millones de muertes en todo el mundo.

5. La vacunación es coste-efectiva
Hablando en términos de salud pública y para entendernos, es más barato vacunar que tratar y asumir las discapacidades que las enfermedades vacunables originan. Y esto tanto a nivel individual como de sociedad.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!