miércoles, 30 de noviembre de 2011

La seguridad del paciente: un deber de los centros sanitarios



Quién no ha leído en prensa alguna vez un titular de este tipo: "A un paciente le amputan la pierna sana"  o " Fallece en la sala de espera de urgencias antes de ser atendida" Y uno se pregunta: ¿Cómo es posible que todavía sucedan cosas de este estilo? ¿Podía haberse evitado?
En la vorágine del día a día, los profesionales sanitarios olvidamos a veces una premisa fundamental y categórica: los seres humanos somos falibles y, por tanto, nos equivocamos. El problema es que, como "casi" nunca pasa nada, pensamos estar protegidos por un halo de inmunidad y que ,al final, los ángeles de la guarda protegen a pacientes y profesionales. Craso error.
Los errores médicos no son culpa de quien los comete (casos de negligencia aparte) sino de una concatenación de fallos en las barreras del sistema que puede culminar en un efecto adverso de mayor o menor envergadura.
En los centros sanitarios, cada vez se tiene más consciencia de la posibilidad de errores y, por tanto, se trabaja para minimizar el riesgo de que estos ocurran.
Para entender la evolución sufrida por la gestión de la seguridad, ha sido fundamental  el cambio de modelo experimentado en los últimos lustros. De un modelo centrado en la persona, culpabilizador y reactivo al error,se ha pasado a un modelo centrado en el sistema, proactivo y que busca minimizar los fallos latentes en las barreras del propio sistema.
El objetivo fundamental de los planes de seguridad para pacientes consiste en reforzar las barreras del sistema, del proceso asistencial. Los profesionales sanitarios deben recibir una formación básica y específica en función de su puesto de trabajo encaminada a consolidar la cultura de la seguridad en la entidad. Además, en el centro debe existir un sistema de notificación de errores, con un protocolo de actuación cuando el error se ha producido y la implementación de las acciones de mejora derivadas del análisis del evento adverso.
Una de las líneas estratégicas de nuestro hospital es precisamente la seguridad del paciente. La creación de una comisión de seguridad ha sido el primer paso para implantar la cultura de la seguridad en la organización. Una vez valorada la actividad de la institución y siguiendo las directrices marcadas por expertos y administración, la comisión ha acordado llevar a cabo los siguientes proyectos:
-Higiene de manos
-Prevención de los errores de medicación
-Identificación de pacientes
-Check list quirúrgico
-Control del dolor

Cada uno de estos proyectos  tiene asignados uno o varios profesionales encargados de llevar a cabo las acciones de mejora que permitirán a la organización reducir el riesgo de errores. El plan de seguridad está incluido en el plan de calidad de la institución regido por  el ciclo de la mejora contínua.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Recetas de salud: Ponte el casco



El año pasado entró en vigor una nueva ley de tráfico, aprobada en el año 2009, que incluía algunos aspectos relacionados con el uso de la bicicleta. Si comparamos nuestro país con el resto de países europeos, vamos por detrás tanto en normativa como en generalización del uso de la bicicleta como transporte.
El incremento del uso de la bici conlleva que seamos todavía más prudentes tanto en el momento en el que somos ciclistas, como en el momento en el que somos conductores de otros vehículos a motor y tenemos que compartir las vías públicas.
En cuanto a los niños, nos gustaría resaltar 3 aspectos:
  • En primer lugar es importante enseñarles normas básicas de seguridad vial y las “reglas del juego” en las diferentes situaciones: conductores, pasajeros y peatones.
  • Por otro lado, en una bici, sólo pueden ser pasajeros los menores de 7 años que van sentados en sillas homologadas (y nunca más de un pasajero por bici)
  • En último lugar, la importancia del casco. La nueva ley comete un error grave al no incluir la obligatoriedad del casco en todas las situaciones. Actualmente sólo es obligatorio en vías interurbanas. Muchos accidentes se producen en la ciudad. Ten en cuenta que los bordillos son peligrosos y que en colisión con cualquier otro vehículo siempre seréis los perdedores. Ponte el casco también por ciudad y sobretodo ¡pónselo a tu hijo!

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Lactancia materna: la importancia de la información



Como es sabido por la mayoría, la lactancia materna reúne las características necesarias para ser el mejor alimento que un bebé puede recibir, desde el punto de vista nutricional e inmunológico. Conlleva además asociadas otras ventajas no despreciables: es barata, la madre la lleva encima (de forma que no hay que transportar utillaje) y favorece el vínculo materno-filial. Aunque las cifras actuales de instauración y mantenimiento de la lactancia materna se han incrementado en los últimos tiempos, es cierto que los datos recogidos por el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría en 1997 recogían una prevalencia de lactancia materna a los 4 meses muy baja, de alrededor de un 20%.
Son muchos los motivos que influyen negativamente en la instauración y el mantenimiento de la lactancia materna. Podríamos resaltar dos: por un lado el escaso apoyo social, y en algunos casos familiar, de la madre que amamanta y por otro lado la falta de información tanto en el periodo prenatal como postnatal.
La información es fundamental, tanto para solucionar pequeños problemas (existentes o que pueden llegar) como para que la madre sea consciente por encima de las dudas y de las inseguridades que toda madre reciente experimenta, de que es perfectamente capaz de lactar a su hijo.
Movidos por la necesidad de mejorar la información que las madres que lactan o que lactarán necesitan, se incorpora en el Hospital de Nens, la Dra. Paula Rodríguez, que es Consultora de Lactancia Certificada por la IBLCE (International Board of Lactation Consultant Examiners). La consulta estará abierta los miércoles por la mañana y los viernes por la tarde para resolver de forma personalizada los problemas relacionados con la lactancia que os puedan surgir.

martes, 15 de noviembre de 2011

Los resfriados en los niños



Los resfriados comunes, que los pediatras llamamos “infección de vías respiratorias altas” son la enfermedad más frecuente del ser humano. De hecho en los niños, ocasiona hasta el 35% del absentismo escolar.
Los catarros se caracterizan por ocasionar una inflamación aguda de la mucosa nasal y de la región nasofaríngea.

¿Cuál es la frecuencia “normal” de los resfriados?

La frecuencia depende de la edad, pero se considera “normal” que se produzcan entre 6 y 8 episodios por año, que suelen estar concentrados en los meses de más frío. En algunos niños, puede ser “normal” hasta que se produzcan ¡12 episodios al año! Para desesperación de algunos padres…..Pero por alguna razón quizá lo recomendable es asumir que a los niños pequeños siempre se les ha considerado “mocosos” y que a lo mejor una buena opción es “ignorar” los mocos y asumirlos como algo idiosincrásico del niño pequeño.

¿Cuáles son los virus más frecuentes?

Existen un gran número de virus que pueden causar los catarros. Los más comunes y que causan un 30% de los casos, son los rinovirus, y de ellos hay más de 100 tipos. También encontramos al virus parainfluenza, el virus respiratorio sincitial, el adenovirus, el coronavirus, el metapneumovirus, el virus de la gripe, etc. La gran diversidad hace que podamos enfermar sucesivamente, pues aunque el organismo “recuerde” la infección previa, lo más probable es que sea un virus diferente el que “ataque”.

¿Cuáles son los síntomas más habituales que presentan los niños resfriados?

  • Obstrucción nasal y secreción (rinorrea). Ocasiona dificulta para comer y para dormir y respiración bucal. La afectación suele ser más intensa cuanto menor sea el niño. El cambio en el color del moco no indica empeoramiento o mayor gravedad.
  • Fiebre, que con frecuencia es el motivo de consulta. Los catarros pueden dar fiebre alta, aunque habitualmente se mantiene por debajo de 38,5ºC. 
  • Tos irritativa, que puede mantenerse hasta 7 u 8 días desde el inicio del cuadro.
  • Puede haber alguna adenopatía inflamada (“ganglios”) en la zona cervical como respuesta inmunitaria.
  • Dependiendo de qué virus sea responsable, pueden asociarse síntomas digestivos. Además hay niños con facilidad para el vómito y el moco acumulado con frecuencia lo desencadena.
¿Qué tratamientos podemos utilizar?

Los resfriados se curan solos. No hay tratamientos efectivos contra los virus causantes. De forma que los tratamientos se limitan a tratar los síntomas
  • Una buena hidratación es deseable (agua, zumos, etc)
  • Antitérmicos en el caso de que haya fiebre y/o malestar
  • Los antibióticos no están indicados
  • Los antitusígenos tienen un papel limitado. La tos no deja de ser un mecanismo de defensa para el mantenimiento de la limpieza del árbol respiratorio.
  • Lavados nasales con suero fisiológico, que con frecuencia son el tratamiento más efectivo aunque en el momento de realizarlos el niño se sienta molesto.
  • Los antihistamínicos no tienen ningún efecto beneficioso demostrado en los catarros.
  • Igualmente los mucolíticos no tienen efecto clínico demostrado científicamente. Valdría la pena evitar ir alternando estos jarabes sin fin durante toda la época de frío.
  • La humidificación ambiental puede tener su efecto beneficioso en cuanto que mejora las mucosas nasales. Pero no debería usarse en niños con antecedentes de bronquitis o asma, ya que la humidificación puede causar broncoespasmo y “ser peor el remedio que la enfermedad”.
Y sobre prevención…..

No existe ningún fármaco ni ningún complemento alimentario con capacidad para evitar los resfriados.
  • Una vez más, muy importante el lavado de manos
  • Higiene en la manipulación de alimentos
  • En las guarderías y lugares muy concurridos, debe ventilarse con frecuencia, extremar las medidas de higiene en las cuidadoras y en los juguetes y materiales compartidos.
  • Las personas enfermas deberían quedarse en casa…
Y como una imagen vale más que mil palabras podéis clicar en este enlace una entrada de Rosa, enfermera y editora de “El blog de Rosa”. Aunque el vídeo está enfocado a adultos, los consejos son válidos también para nuestros niños.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Preguntas al especialista: El odontólogo responde sobre la primera dentición (y II)


La segunda parte de las consultas al odontólogo. Nos ha encantado la experiencia!

Higiene dental en bebés (mi hija tiene 13 meses y tiene casi todos los dientes, le están saliendo los caninos superiores)

Desde el momento en que aparecen los primeros dientes en la boca debemos cuidarlos. Al principio se recomienda limpiar los dientes con una gasa mojada con agua o una dedera  ( cepillo dental de silicona que se pone en el dedo de la madre para poder cepillar los dientes de los bebes ) después de la toma de leche de la noche. Si la lactancia se prolonga durante toda la noche debería hacerse después de cada toma mientras dure la lactancia (artificial o materna).
A partir del año debe iniciarse al niño a cepillar regularmente sus dientes con un cepillo dental después de cada comida y por la noche los padres siempre deben realizar después un correcto cepillado de todos los dientes del niño.
Hasta los 3 años de edad se recomienda no usar ningún tipo de dentrífico.

¿Es preocupante que un niño de 2 años no tenga todos los dientes? (por ejemplo, que le falten los colmillos)

No, en absoluto, las diferencias entre niños en la edad de erupción  y la secuencia en que los dientes  erupcionan son frecuentes y normales.
Los patrones de edad de erupción y la secuencia de erupción normales se establecen en base a lo que se observa con más frecuencia en la población general, pero siempre existen niños que van más rápidos o más lentos que también están considerados normales.
Por regla general, la dentición de leche suele completarse entre los 2 y medio a los 3 años de edad y es posible que  algunos niños puedan cambiar la secuencia de erupción de los dientes sin que ello signifique que exista alguna patología.

¿Es posible que los dientes amarilleen de repente? ¿Se habrán teñido con algún alimento?

Es posible que los dientes se manchen con determinados alimentos, bebidas e incluso algunos medicamentos. De cualquier manera se trata de manchas o cambios de color externos que suelen eliminarse siempre con una correcta higiene dental.

¿Cuál es el criterio, tras un traumatismo oral, para derivar al odontólogo?

En principio todos aquellos casos que cursan con movilidad, desplazamiento o pérdida de un diente después del traumatismo deben acudir enseguida a consultar con el dentista.
También los casos en que se ha perdido un trozo de diente deben consultar al dentista.
En cuanto a las lesiones a nivel de labios y lengua, si no existe ninguna alteración de las anteriormente descrita en los dientes, pueden resolverse sin problemas en las consultas pediátricas.

¿Un niño puede nacer con dientes?

Si, los niños pueden nacer con dientes es lo que se conoce como dientes natales y por lo general son incisivos centrales inferiores de leche normales que han erupcionado de forma precoz.

¿Existe  algún protocolo en España para los niños nacidos con citomegalovirus congenito? He leído sobre retrasos en la aparición de la  primera dentición y frecuentes problemas con el esmalte que provocan un desgaste muy prematuro y frecuentes caries.

He estado buscando información acerca de la patología dental que puede presentarse en pacientes afectos de CMV congénito. En concreto los temas planteados en cuanto a retrasos en la erupción y alteraciones del esmalte no he encontrado nada descrito en la literatura que he consultado. Creo que las alteraciones dentales que se observan en esto casos son más bien las asociadas a las alteraciones neurológicas que pueden aparecer en estos pacientes y que sí pueden dar lugar a algún tipo de patología dental. En cuanto a tu pregunta acerca de la existencia de algún protocolo en España me ha resultado muy interesante a nivel tanto científico como personal  profundizar en este tema que para mí era bastante desconocido.
Lo que he encontrado más completo y exhaustivo, aunque  quizás ya lo conoces, es un documento elaborado en el año 2009 del que te adjunto la cita por si lo quieres consultar
DOCUMENTO DE CONSENSO DE LA SEIP SOBRE DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE LA INFECCION CONGENITA POR CITOMEGALOVIRUS
Baquero-Artigao: An Peditr (Bar) 2009; 71: 535-47
El pasado mes de mayo se han celebrado en Madrid en el Hospital 12 de Octubre unas jornadas de padres y profesionales acerca de este tema que creo que pueden ser de interés.

¡Gracias Dra. Maura!

martes, 8 de noviembre de 2011

Preguntas al especialista: El odontólogo responde sobre la primera dentición (I)



La Dra. Maura, del servicio de Odontopediatría, ha respondido a las preguntas que plantearon algunos de nuestros lectores. Aquí tenéis la primera parte y mañana la segunda. Vamos pensando en nuevos temas en los que participemos todos!

¿Qué papel tiene el flúor en la primera dentición?

El flúor tiene un papel muy importante en la prevención de la caries dental  en la dentición definitiva. Por lo general, se recomienda el uso de enjuagues con flúor a partir de la erupción de los primeros dientes definitivos, no antes.
En algunos casos de lesiones iniciales de caries dental a nivel de incisivos de leche puede estar recomendado hacer toques con flúor tópico pero siempre que lo indique el dentista.

¿A partir de qué edad es recomendable acudir a la primera revisión?
Dada la actual crisis económica y viendo como en los últimos 5 años la incidencia de caries en la primera infancia (menores de 3 años) ha aumentado de forma considerable, creemos que la prevención juega un papel importantísimo para evitar la aparición de caries en los niños o por lo menos disminuir su incidencia.
Ya que el tratamiento es siempre costoso y no esta cubierto por la sanidad pública es importante incorporar lo antes posible medidas higiénicas y dietéticas encaminadas a evitar  la aparición de caries.
Creemos que seria recomendable iniciar las revisiones dentales entre el primer año y medio y  los 2 años.

¿Es conveniente quitar el frenillo dental a un niño de 4 años?

En la boca encontramos los frenillos labiales, el más conocido es el que se observa entre los dos incisivos centrales superiores, y el frenillo lingual que se observa al levantar la lengua hacia arriba.
Su tratamiento es siempre quirúrgico y no depende de la edad del paciente sino del grado de hipertrofia (aumento de tamaño) e implantación (posición en la que se inserta).
De cualquier manera  no se puede generalizar ya que el diagnostico se establece con la exploración de cada caso y por ello es difícil responder sin ver al paciente.

Mi hija se queja regularmente de que le duelen los dientes. Tiene 3 años, ¿a qué puede ser debido?

Por  lo general, a estas edades  los niños no suelen quejarse mucho de los dientes.
Lo más lógico es que pueda estar erupcionando alguno de los últimos molares.
Si las molestias aparecen durante o inmediatamente después de las comidas cabría pensar en la impactación de alimentos entre las muelas (restos de carne) que se resuelve cepillando bien después de cada comida o bien por la presencia de alguna caries, en este caso observar vale la pena observar si tiene algún agujero en las muelas o en los dientes en cuyo caso se debe acudir al dentista.
Si las molestias son regulares y aumentan con el frío, calor o sustancias dulces observar si hay algún tipo de mancha o zona desgastada en la superficie de los dientes o en las muelas ya que podría relacionarse con algún defecto del esmalte o inicio de caries, en este caso también debe consultarse.
Como norma general, si no observamos la erupción de alguna pieza dental y las molestias son habituales es recomendable consultar con el dentista.

Enjuagues de flúor, ¿son necesarios? ¿A qué edades?

Los enjuagues con flúor deben iniciarse en el momento en que erupcionan los primeros dientes definitivos, sean molares o incisivos, independientemente de la edad que tenga el niño.
El enjuague debe realizarse una vez al día, preferiblemente por la noche y siempre tras el correcto cepillado dental. Después de realizar el enjuague se recomienda no comer nada. Estos enjuagues se mantienen hasta finalizar el primer recambio dental (incisivos centrales y laterales superiores e inferiores).

lunes, 7 de noviembre de 2011

Gemelos y burocracia. Segunda parte



"No olvides pasar por el Colegio de Médicos", me dijo un compañero de trabajo. "Dan una prestación económica durante los 3 primeros años", añadió. Así pues, en mi condición de colegiado me dirigí a las dependencias del colegio de médicos para averiguar de qué trataba dicha prestación. "Mire, hasta el año pasado dábamos dinero pero este año, por temas de presupuesto, lo dejamos en una canastilla muy completa". Y sí, la verdad es que la canastilla, bueno, las canastillas en nuestro caso, contienen multitud de productos aunque el jamón y la botella de cava todavía no los he encontrado.
Aprovechando la visita a la casa madre, me dirigí a las oficinas de Medicorasse, división del colegio que gestiona todo lo relacionado con seguros. Allí debía actualizar una serie de datos referentes a la baja maternal de mi mujer y a mi baja paternal. "Sabe usted que damos un premio de natalidad?", me comentó amablemente una de las asesoras. El premio de marras, consistía en una prestación económica por cada recién nacido. Lo que yo desconocí era el calvario por el cual tendría que pasar para acceder a la prestación. Tuve que rellenar tantos formularios que por poco le regalo una de las canastillas para que me dejara marchar. Debo decir que, pocas semanas más tarde, el premio de "médico colegiado mutualista procreador" lucía en mi cuenta corriente.
Siguiente estación: Centro de asistencia primaria. La verdad es que una vez pasados ​​los tragos de la seguridad social y el colegio de médicos, la inscripción de los lactantes en el ambulatorio de zona fue coser y cantar: libro de familia, padrón y pediatra asignado al instante
Curiosa resultó también la historia de la canastilla de obsequio que ofrece a los recién nacidos una conocida cadena de supermercados. Aquí, los trámites fueron relativamente sencillos. La sorpresa llegó a la hora de recoger los productos. Resulta que al tratarse de gemelos y familia numerosa nos correspondían ..... 4 canastillas! El hecho de que el supermercado estuviera cerca de casa y que la expectativa fuera de 2 canastillas, hizo que un servidor fuera "a cuerpo gentil" a recogerlas. Así pues, ya podéis imaginaros el aspecto que debía tener: descamisado y transportando 4 cajas de tamaño considerable una encima de la otra como si de un Tetris tamaño real se tratara.
Bueno, creo ahora sólo nos queda por apuntar a los gemelos al Club Súper 3, al zoo (como visitantes,eh) y al Barça pero eso, tal vez lo dejaremos para más adelante.