jueves, 29 de septiembre de 2011

Apostando por las nuevas tecnologías


Nuestro compromiso en el ámbito hospitalario no sólo llega a la aplicación de métodos que nos ofrezcan una mayor eficacia y que exploren nuevas formas de aprendizaje para estar en condiciones de enfrentarnos a los retos del futuro. Intentamos equipar el hospital con las herramientas necesarias que mejoren nuestro trabajo y la calidad de vida de nuestros pacientes.
Sabéis que la salud de los niños es una responsabilidad que involucra padres y el centro, y es responsabilidad de todos hacer lo posible para mantener un buen ambiente sanitario.
Cada día las nuevas tecnologías están más presentes en nuestra vida cotidiana, en el sector médico, y concretamente el pediátrico, hemos sido pioneros en poner en funcionamiento un servicio que ofrece un ahorro importante de recursos y tiempo. Por nuestra parte y con la inquietud que nos caracteriza buscar servicios que mejoren la calidad de nuestro Hospital, este año disponemos de un servicio de Telemedicina Pediátrica.
El servicio tiene la capacidad de p
roporcionar una valoración por parte del pediatra a través de una videoconferencia y posibilita auscultar un niño si fuera necesario.
Os mantendremos informados.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Gemelos y burocracia. Primera parte

Si bonito es el periplo de salir a pasear con dos gemelos recién nacidos, no menos apasionantes son los trámites burocráticos que deben seguirse para tener toda la documentación en regla.
Prácticamente todo empieza en la sala de partos. Cuando aún no te has recuperado de la emoción de ser padre por partida doble, te entregan unos papeles amarillos "No los pierda, son los papeles del registro civil". Total que casi estás más pendiente de los papeles que los niños o la madre. Inevitablemente, te los acabas dejando en algún rincón y recibes la primera reprimenda como padre despistado.
Una vez en casa y aprovechando algún momento de tregua de los gemelos, te dispones a la hermosa aventura de rellenar los famosos impresos amarillos.
Hay datos sencillos como los nombres de los padres o el lugar de nacimiento. El problema llega con los datos de los niños. Aparte del nombre, también hay que precisar quién nació primero y quién segundo y, si mezclamos la falta de sueño con la terminología oficial, al final, por mucho que te fijes, te equivocas y el diligente empleado del registro te indica que no puedes poner el mismo nombre a los dos niños o que resulta que según lo que has puesto, los dos nacieron primero y que en segundo lugar no nació nadie.
Una vez pasado el trago del registro civil, llega la hora de empadronar a los gemelos en el domicilio familiar. Dicho trámite se lleva a cabo en la oficina de atención al ciudadano (OAC) y no presenta excesivas dificultades. Sólo hay que llevar el DNI de los padres, las escrituras de la vivienda y el libro de familia. Fácil comparado con la gincana que supone el papeleo que se mueve en las dependencias de la querida Seguridad Social.
Aquí, todo empieza pidiendo cita previa para la realización de los trámites. Tras llamar a varios teléfonos (estatales y autonómicos) y de precisar no pocas veces cuáles son los trámites que quieres hacer, llegan el día y la hora de presentarse en la oficina del INSS. Como uno es previsor , llega a la cita con cierta antelación y con todo el papeleo en regla (los detalles darían para un post entero). Bueno, pues aún así te llevas alguna bronca por algo que supuestamente has hecho mal a pesar de llevar todas las solicitudes perfectamente cumplimentadas, las fotocopias de DNI, el libro de familia, el informe de maternidad y el carnet del Club Super 3 de tus sobrinos por si acaso. "Oiga, que si el nacimiento implica pasar a familia numerosa, me tiene que traer usted el título", apunta el trabajador. Con toda la buena voluntad, le explicas al señor funcionario (el día que fui ellos se autodenominaban así) que los niños apenas tienen 10 días de vida y que para según qué trámites, la cosa va un poco lenta. "Las cosas hay que hacerlas por orden y además le han dado cita sólo para 2 cosas y usted me pide 4 y esto requiere un tiempo que no tenemos (0 personas en la sala de espera) "replica. Después de algún tira y afloja y una vez solventados los malentendidos, sales de la sucursal con 4 comprobantes (uno por trámite) y con la promesa de que en unos días recibirás las cartas certificadas con el veredicto de si te conceden todo lo que has pedido .... y que, hay momentos en que lo llegas a dudar, te corresponde. Hay que decir que en pocos días recibimos las cartas con todos los veredictos favorables.
Después de unos días de abstinencia burocrática, coges fuerza y ​​valor y te diriges al departamento de Bienestar y familia de la Generalitat. Allí también tienes que ir con paciencia y los 74.234 documentos que te piden para solicitar el título de familia numerosa, parto múltiple e hijos a cargo. La atención no difiere en exceso de la recepción a la Seguridad Social si bien es cierto que como las expectativas no son demasiado altas, sales menos cabreado y con la sensación de que esta vez has ganado tú  a los puntos, lo que, por otra parte, no sé si es del todo cierto.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Recetas de salud (III)

Con la vuelta al cole, los virus respiratorios también vuelven al trabajo.
Algunos de los virus respiratorios mas frecuentes como Rinovirus, Virus Respiratorio Sincitial, Adenovirus, Bocavirus y Metapneumovirus se convierten en unos integrantes más del curso escolar.
La infección por estos virus respiratorios tienen especial incidencia en bebés y en niños que padecen asma. El 80% de las exacerbaciones asmáticas están desencadenadas por una infección respiratoria vírica.
La Sociedad Española de Neumología Pediátrica aconseja una serie de medidas para la prevención del contagio de infecciones víricas:

  • Lavarse las manos a menudo.
  • Limpiar los juguetes.
  • Abrir las ventanas para ventilar y renovar el aire de las habitaciones.
  • Evitar el tabaquismo pasivo de los niños.
  • Taparse la nariz y la boca con un pañuelo desechable durante el estornudo o la tos.
  • No compartir vasos o cubiertos.

martes, 13 de septiembre de 2011

Sólo es música


Estos días me ha llamado la atención la aparición en prensa de una noticia muy curiosa: habían multado a un niño de 7 años de edad por tocar la trompa en casa. El importe de 800 euros me ha parecido una pasta, y lo más interesante era que si el niño reincidía la multa llegaría hasta los 1500 euros.
Sin tener gran información sobre lo que había pasado, imagino que alguna cosa tendrá que decir la familia. No ha dejado de sorprenderme y me ha dado que pensar.
Como pediatra a lo largo del día por mi consulta pasan muchos niños con sus correspondientes progenitores. Los hay de todos los gustos: altos, bajos, rubios, morenos, guapos todos... y también de comportamientos muy diversos. Los hay de una exquisitez que raya lo obsceno, los hay moviditos y luego están los muy moviditos, aquellos niños que se levantan de la silla que se vuelven a sentar, que cogen depresores de la caja, los chupan y los vuelven a dejar en la caja, se suben a la báscula, se bajan, te cogen las recetas, se suben al taburete porque resulta que gira y realizan maniobras acrobáticas. Y piensas “claro son niños, tienen que experimentar”, tú con mirada atónita y los papás sin pestañear, esperas algún tipo de reacción de ellos que casi nunca se produce. Meses después vuelven a la consulta expresando una inquietud "¿serán sus niños hiperactivos?".
Pues probablemente algunos de ellos lo sean, pero habrá muchos otros que acabarán en el psicólogo y que lo único que les intentará explicar a esos padres es que a los niños hay que ponerles límites. No por dejarles hacer lo que les de la gana en cada momento serán adultos más felices.
Intuyo que muchos de los pediatras o enfermeras que puedan leer este blog se puedan sentir identificados, quizás este niño que ahora ha sido multado en unos años sea un gran concertista, solo es un pensamiento expresado en voz alta.
PD: Entrada escrita por el Dr. Casanovas, pediatra del Servicio de Urgencias del Hospital de Nens

lunes, 12 de septiembre de 2011

¿Cómo transportar el material escolar?

Ahora que acabamos de empezar el curso escolar observamos cómo nuestros hijos deberán transportar el material escolar de casa al cole y viceversa durante muchos meses. Pero, ¿que sistema de transporte utilizar?, mochila, carrito, cartera, bolsa en bandolera....
La cartera o la bolsa tienen el inconveniente de que el peso transportado no se distribuye homogéneamente, siendo la carga sobre uno u otro lado del cuerpo, y ocasionando a la larga trastornos posturales, así como dolor de espalda.
El uso del carrito o de la mochila con ruedas también presenta algunos inconvenientes. Al arrastrarlo, el niño realiza un giro del tronco que como en el caso de la cartera o bolsa puede ocasionar dolor de espalda. Si en lugar de arrastrarlo, es empujado por delante del niño con las dos manos el problema se resuelve, pero vuelve a surgir cuando hay que subir o bajar escaleras.
Por tanto, pensamos que la mochila puede ser el medio más adecuado, pero intentando seguir los siguientes consejos:
¨      Que tenga asas acolchadas y sea adecuada al tamaño del niño (no más grande que su espalda y que apoye en la zona lumbar).
¨      Debe colgarse la mochila en ambos hombros, a la altura lumbar.
¨      Llevar sólo lo necesario para cada día.
¨      Que el peso transportado no sea superior al 10-15% del peso corporal (En un niño con un peso de 20 Kg. El peso maximo de la carga deberia ser de 2-3 Kg.).
¨      Colocar el material más pesado cerca de la espalda, distribuido uniformemente.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Consejos para la compra del calzado infantil


La proximidad del inicio del nuevo curso escolar, nos obliga frecuentemente a la compra de material escolar, ropa y como no, un nuevo calzado.
Los pies en crecimiento de los niños requieren especial atención, y por tanto, la elección de los zapatos es de gran importancia, como un factor más de salud.
Ahí van algunos consejos al adquirir un nuevo calzado para sus hijos:
- Los zapatos deben ser cómodos desde el primer momento, y deben probarse siempre en los 2 pies y con el niño de pie.
- Es mejor comprarlos por la tarde, hay una diferencia del 4% del volumen del pie con respecto a la mañana.
- Es aconsejable que los zapatos sean ligeros y bajos, mejor que las botas.
- Que la parte delantera tenga una forma cuadrangular y con anchura suficiente para dejar libertad al movimiento de los dedos.
- Que no quede justo, se aconseja una distancia de 1 a 1,5 cm. entre la punta del dedo gordo y la punta del zapato.
- La suela debe ser de un material que evite que el niño pueda resbalar y sobre todo debe ser flexible, sobre todo en la mitad anterior, zona que se flexiona al caminar, y de esta manera ejercitamos la musculatura del puente del pie.
- El contrafuerte debe ser reforzado para sujetar mejor el tobillo dando más estabilidad al pie y la tendencia natural de girar los pies hacia adentro al caminar.
- El material de confección debe ser lo más natural posible, que permita la transpiración de los pies y vigilar que no provoque rozaduras en la piel para evitar heridas, eczemas y sobreinfección por hongos
- Mejor zapatos fáciles de quitar y poner, que faciliten la autonomía del niño.
- Revisar periódicamente el tamaño del zapato, en estas edades el pie crece rápido y puede cambiar de numeración sólo en tres meses
- No es bueno aprovechar los zapatos de otro niño, el zapato se amolda a cada pie en particular.

¡Feliz inicio del nuevo curso escolar!