miércoles, 5 de octubre de 2011

Preguntas al especialista: El neumólogo (I)

¿Es normal que los lactantes estornuden?

Los estornudos son muy frecuentes en los lactantes. Se producen por el estímulo de su mucosa nasal como reacción a ciertas sustancias y no constituyen por sí mismos síntomas de resfriado.

¿Cuál es el mecanismo por el cual un recién nacido empieza a respirar por nariz y boca?

Dentro del útero, el feto realiza movimientos con la boca que son compatibles con la respiración. Durante su paso por el canal del parto se comprime el tórax, lo que provoca la expulsión del líquido contenido en sus pulmones y se estimulan los receptores que, tras el pinzamiento del cordón umbilical provocan una inspiración profunda y el inicio de la respiración.

¿Por qué los neonatos tienen azuladas algunas partes del cuerpo?

Esta coloración es consecuencia de los cambios en la circulación sanguínea que se produce en el momento del nacimiento. Es frecuente observar esta coloración en extremidades, en especial en manos y pies, cuando su temperatura es baja. A los 4 o 5 minutos de vida, manteniendo una temperatura correcta, el recién nacido adopta una coloración rosada.

¿Cómo se le da salbutamol u otra medicación inhalada a un niño que no para quieto?

Hay que distraerles con objetos que le sean familiares mientras se le administra el fármaco. Se utilizan cámaras en los más pequeños que llevan dibujos y podemos intentar como un juego utilizando muñecos que son de su confianza para que se familiaricen con los inhaladores. No obstante, si esto no es posible, serán necesarias dos personas. Lo mejor es colocarlo sentado en el regazo de uno de sus padres con la espalda apoyada sobre él y pasar el brazo sujetando las extremidades superiores del niño. La otra persona debe adaptar correctamente la mascarilla para que cubra nariz y boca para administrar la medicación.

Mi hijo tiene tos y bronquitis reiteradas ¿Será alérgico?

Si notas que tu bebé cada vez que coge un resfriado se le carga el pecho y tiene sibilantes “pitos” al respirar es común que puedas pensar que tu hijo puede tener asma.  El asma es una enfermedad pulmonar que provoca que las vías respiratorias se inflamen y se estrechen produciendo un silbido muy característico cuando la estrechez es importante. Uno o dos episodios de bronquitis son frecuentes en muchos niños de corta edad en especial en otoño-invierno y no son preocupantes.  Lo realmente importante en edades tempranas no es el diagnóstico definitivo pero sí que reciban un tratamiento adecuado.

¿Podemos hacer alguna cosa para evitarlas?

La prevención en este caso como en muchas enfermedades es fundamental y además  muy eficaz. Se detallan a continuación algunas medidas:

- No fumes durante el embarazo ni expongas nunca a tu bebé al humo del tabaco.
- Dale el pecho si es posible como mínimo durante los primeros seis meses.
- El suelo de su habitación debe ser de un material que pueda limpiarse con agua y mejor libre de alfombras u objetos que acumulen polvo.
- Lava sus sábanas a una temperatura mínima de 60º y con regularidad mantas cortinas, peluches, etc
- Evita el uso de humidificadores o vaporizadores que aumentan la humedad.
- Renueva cada día el aire de su habitación.
- Sus mantas deben ser preferentemente de algodón, así como las fundas de almohadas
- Retrasa el inicio de la guardería a partir del año de edad, cuando la organización familiar lo permita. De esta forma el bebé evitará el contacto precoz con virus que actúan como desencadenantes.

¿Los bebé prematuros tienen más riesgo de padecer asmas?

Si bien los más extremos (menos de 34 semanas de gestación) tienen una cierta sensibilidad en sus vías respiratorias para desarrollar cuadro de bronquiolitis o bronquitis en los primeros años de su vida, no tiene más riesgo de padecer asma.
Sin embargo es un grupo en el que es especialmente relevante si es posible, retrasar la escolarización tal y como se ha comentado anteriormente para evitar las infecciones respiratorias.

¿El asma alérgico puede desaparecer en la infancia y desaparecer en la pubertad?
 
 La edad de inicio y la persistencia de los síntomas de asma (pitidos o silbidos) es importante para conocer la evolución. Los estudios realizados al respecto indican que un 40% de los niños que presentan síntomas antes de los tres años de vida no tienen problemas tras cumplir los seis años. Para ello es fundamental el estudio precoz y control exhaustivo de los niños diagnosticados de asma, sea cual sea su edad.

PD: Post cortesía de la Dra. Ruggeri, neumóloga y pediatra de Urgencias del Hospital de Nens

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario!