miércoles, 9 de abril de 2014

Reflejo de succión: innato pero educable



La capacidad de mamar es innata en todos los mamíferos. El ser humano aprende el patrón de succión dentro del vientre materno.

Este aprendizaje se inicia a las 16 semanas de gestación con el reflejo de deglución y se completa a las 20 semanas con el reflejo de succión.

La coordinación de estos dos reflejos se produce a las 32 semanas de gestación. Por lo tanto, los bebés nacidos antes de las 32 semanas de gestación (prematuros) no tendrán reflejo de succión.

En los últimos años, con los avances en el campo de la neonatología, se ha reducido el índice de la mortalidad de los recién nacidos prematuros. Pero estos bebés nacidos antes de término presentan dificultades para alimentarse por la inmadurez de las funciones orales y anatómica de sus órganos orofaciales.

También pueden padecer succión incorrecta aquellos bebés que hayan sido separados de sus madres tempranamente como por ejemplo niños hospitalizados  y/o que presenten algún tipo de patología como un frenillo sublingual hipertrófico (anquiloglosia), labio leporino… En ocasiones, una disfunción oral puede ocasionar el destete precoz del lactante.

Es importante estimular tempranamente la succión a través de técnicas de fisioterapia miofuncional para establecer una succión correcta y placentera.  Contribuyendo al buen desarrollo del bebé pretérmino o a término, pero que por alguna razón lo ha perdido.

En niños con frenillos hipertróficos, es decir, con un frenillo lingual corto, que impidan un amamantamiento correcto habrá que liberar la lengua a través del tratamiento quirúrgico. 

Es importante un diagnóstico a tiempo, valorar las causas que originan una succión incorrecta y si es preciso comenzar a tratar de forma inmediata las disfunciones orales a través de la estimulación sensiomotora-oral para que el bebé recupere el reflejo de succión lo antes posible.

Artículo de la Dra. Sita Pastor, del Servicio de Logopedia y Fisioterapia Miofuncional de la Fundació Hospital de Nens de Barcelona.

jueves, 13 de febrero de 2014

Dermatitis del pañal



Prácticamente todos los bebés presentan en algún momento irritación en la zona del pañal. La piel del bebé es mucho más delicada que la del adulto (es más fina, más seca y se restaura más lentamente). Esto, unido a unas condiciones de constante humedad, calor, y a la agresión producida por el pipí y las heces, tienen como consecuencia que el culito del bebé sea especialmente vulnerable.
Lo que encontraremos con más frecuencia es un enrojecimiento de la zona. En casos más persistentes también pueden verse granitos, fisuras, descamación e incluso supuración. Estos últimos síntomas deberían ser valorados por el médico, pues pueden ser fases más avanzadas de una dermatitis irritativa o pueden ser indicios de que la zona se está contaminando con gérmenes.
Debemos tener en cuenta que existen determinados factores que favorecen la aparición de una dermatitis del pañal: diarrea, toma de antibióticos, períodos de dentición, estados febriles, cambios en la alimentación, etc…
El bebé, si presenta una irritación importante, puede mostrarse inquieto, sobre todo a la hora de la higiene, puede verse alterado el sueño, e incluso puede aguantarse el pipí y la caca para evitar el escozor que le producen.

Imagen en la página www.imujer.com

 ¿Cuáles son los consejos básicos para evitar la dermatitis del pañal?
 
1. Usar pañales desechables y absorbentes.
2. Cambiar con frecuencia. La caca debe retirarse inmediatamente, y el pipí con la frecuencia suficiente para evitar sobrepasar la capacidad absorbente del pañal.
3. Evitar limpieza repetida con jabón. Es preferible el uso de lociones limpiadoras sin jabón. En cuanto a las toallitas húmedas, hay que buscar siempre sin alcohol y sin perfume.
4. Se aconseja usar en cada cambio de pañal una pomada o pasta protectora, rica en grasas y con óxido de zinc. No se deben usar por norma las que llevan antibióticos o antifúngicos añadidos.
5. Es recomendable airear la zona ocasionalmente. Esto puede ser complicado en  bebés muy pequeños y en épocas de frío.

¿ En qué momento la dermatitis del pañal debe ser valorada por el médico?

1. Cuando no mejora después de 4-5 días.
2. Cuando el bebé se muestra claramente inquieto en el momento del cambio de pañal.
3. Cuando además de enrojecimiento encontramos granitos con o sin pus, herida abierta o supuración.

¿Qué va a recomendar el médico?

Cuando la dermatitis del pañal es incipiente puede ser suficiente tratar la zona con las cremas grasas protectoras concebidas especialmente para esa zona. Si la irritación es mayor se recetarán cremas con corticoides de baja potencia asociados o no a antifúngicos o antibióticos, según la sospecha. Si hay herida abierta puede ayudar el empleo de una solución de eosina, un antiséptico con gran capacidad secante.

Artículo de la Dra. M. Isabel Martínez de Pablo, dermatóloga de la Fundació Hospital de Nens. 





lunes, 20 de enero de 2014

Mitos y falsas creencias sobre la lactancia materna



En las últimas décadas los conocimientos sobre la lactancia materna y la alimentación infantil en general se han ampliado considerablemente, y muchas de las indicaciones y consejos que los profesionales sanitarios veníamos dando han tenido que modificarse para adecuarlos a esas “novedades” que nos ayudan a encontrar la mejor forma de alimentar a nuestros hijos.
Sin embargo, pese a que muchos de estas nuevas recomendaciones llevan ya varios años en rigor, es aún muy frecuente oír en nuestro entorno (y a veces incluso de los mismos profesionales!) sugerencias erróneas -hoy consideradas mitos o falsas creencias- por carecer de fundamento científico algunas veces y de lógica en muchas otras.
Aquí encontraréis algunos de esos mitos (no todos, que haber hay miles!!!) para que podáis reconocer aquellos consejos que, aun bien intencionados, pueden generarnos dudas e incluso acabar con la lactancia innecesariamente.

¡RECORDAD QUE TODO LO QUE LEERÉIS MAS ABAJO ES FALSO!

Alimentos
·         Hay que comer más para tener más leche
·         Se debe tomar leche para fabricar más y reponer las pérdidas de calcio
·         Hay alimentos y bebidas que aumentan la producción
·         Algunos alimentos están prohibidos por producir cólicos o gases
·         Se deben evitar alimentos que cambian el sabor o la composición de la leche

Estética
·         No debe hacerse dieta de adelgazamiento durante la lactancia
·         No deben usarse tintes ni colorantes para el pelo
·         No debe hacerse ejercicio físico antes de dar el pecho
·         No deben practicarse intervenciones dentales con anestesia local ni empastes dentales durante la lactancia
·         La lactancia prolongada deforma los pechos
·         No pueden usarse cremas ni productos de belleza durante la lactancia

Producción de leche
·         Se deben ingerir muchos líquidos: infusiones, cerveza
·         La falta de leche suele ser un problema familiar que se transmite de madres a hijas
·         Las mujeres con poco pecho fabrican menos leche
·         El peso semanal del bebé es la mejor manera de controlar la producción
·         Las impresiones fuertes cortan la producción de leche
·         El frío en la espalda disminuye la producción de leche
·         Es mejor esperar a sentir el pecho lleno para amamantar
·         Es importante sentir el “golpe de leche” durante la toma
·         El escape de leche entre tomas y el chorreo durante la toma es señal de gran producción
·         Los masajes en la espalda favorecen la lactancia
·         Bañarse con agua fría corta la leche
·         Sentir los pechos blandos es señal de baja producción
·         Por las tardes se tiene menos leche que por las mañanas

Calidad de la leche
·         El calostro no alimenta y debe desecharse
·         La leche materna es “aguada”
·         Los disgustos se transmiten al bebé a través de la leche
·         Hay leche de baja calidad que impide que el bebé engorde bien
·         Si la madre queda embarazada debe suspender la lactancia
·         La leche de las madres muy nerviosas alimenta menos y transmite los nervios a su bebé
·         Más allá de los 12 meses la leche materna no aporta casi nada al niño
·         La lactancia demasiado frecuente causa obesidad en el niño

Problemas con el pecho
·         Si los pezones sangran o hay mastitis, no se debe dar el pecho
·         Colocar aceite de oliva para prevenir y curar problemas de los pezones
·         Los masajes del pezón con alcohol durante el embarazo lo preparan para la lactancia
·         Si se tiene poco pezón es útil estirarlo durante el embarazo
·         Las mujeres pelirrojas, de piel blanca y ojos azules sufrirán dolor en los pezones porque tienen pieles delicadas
·         Las hojas de col previenen la ingurgitación mamaria
·         Limitar el tiempo de cada toma previene el dolor en los pezones

Técnica de la lactancia
·         Basta con dar el pecho 10 minutos
·         No se debe despertar a un bebé para darle de mamar, el sueño alimenta tanto como la leche
·         Es normal que dar el pecho duela
·         La leche retenida mucho tiempo en el pecho se estropea
·         Se deben dar siempre los dos pechos en cada toma
·         No hay que permitir que el bebé esté en el pecho si no “le toca” comer
·         Mimar y calmar al bebé en brazos o al pecho lo malcría
·       Es importante que los demás miembros de la familia alimenten al niño para que también ellos desarrollen un vínculo
·         Dar el pecho mientras el bebé está recostado causa infecciones de oído
·         Las tomas nocturnas de pecho favorecen las caries en el bebé
·         A medida que crecen los bebés van adquiriendo un horario fijo para las tomas
·         Pasados los primeros meses el bebé dormirá toda la noche

Problemas para la madre
·         Las molestias de la espalda empeoran durante la lactancia
·         Dar de mamar impide quedar embarazada
·         No hay que amamantar si la madre o el hijo tienen diarrea
·         La lactancia frecuente puede dar lugar a depresión post-parto
·         Dar el pecho genera caída del pelo (es un efecto del post-parto, NO de la lactancia).
·         No deben hacerse radiografías a la madre durante la lactancia
·         Dar el pecho agrava la miopía.

INSISTO, todo lo que acabáis de leer ¡es FALSO!
Y aunque algunas cosas suenen incluso graciosas, siguen siendo consejos bastante frecuentes hoy en día y muchos de ellos ponen trabas a la lactancia que lamentablemente pueden acabar con ella. 

Artículo de la Dra. Paula Rodríguez, pediatra y consultora de lactancia materna. Responsable del Grupo de Lactancia de la Fundació Hospital de Nens.